Conversemos sobre los Trastornos de la Conducta Alimentaria

conversemos

Quiero contarte un poco más sobre los trastornos de la conducta alimentaria, (TCA), qué son, cuáles son y un poco sobre los desencadenantes. Crear conciencia sobre estos trastornos puede ayudar a crear visibilidad y compasión por los que están sufriendo uno.

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son trastornos mentales que se caracterizan por  un conjunto complejo de cogniciones y actitudes, hacia la comida, el peso y la forma corporal, junto con conductas, hábitos alimentarios y prácticas de control de peso que se vuelven desordenadas y generan una serie de consecuencias en diversas áreas del funcionamiento individual, incluyendo desajustes fisiológicos.

Dentro de los más conocidos se encuentra:

  • La anorexia nerviosa: Restricción del consumo de energía respecto a las necesidades individuales que conduce a un infrapeso significativo, Miedo intenso a aumentar de peso o volverse obeso, o una conducta persistente que interfiere en el aumento de peso
  • Bulimia nerviosa: Episodios recurrentes de sobreingesta con recurrentes conductas inadecuadas de compensación dirigidas a prevenir el aumento de peso, como son la auto inducción del vómito, el uso inadecuado de laxantes, diuréticos u otras medicaciones; ayuno o excesivo ejercicio físico
  • Trastorno por atracón: Episodios recurrentes de sobreingesta, las cuales no se asocian al uso recurrente de medidas compensatorias inadecuadas.

Las personas que padecen estos trastornos tienen una autoevaluación disfuncional, el cual se juzgan por sus hábitos de ingesta, su figura, peso y su capacidad para controlarlos. A partir de esto la persona mantiene dietas restrictivas y comportamientos dirigidos a controlar el peso, evitan mirarse en el espejo ciertas partes del cuerpo, o constantemente están comprobando su cuerpo, al igual, tienen pensamientos de preocupación sobre la comida, figura y peso.

Las causa exacta de estos trastornos no se conoce, sin embargo se ha evidenciado como puede ser una combinación de factores biológicos, psicológicos, y del entorno. Dentro de los mantenedores se encuentra el perfeccionismo, baja autoestima, intolerancia los cambios en el estado de ánimo y dificultades interpersonales. Al igual, el vivir constantemente a dieta te abre las puertas a que padezcas un TCA. Hoy podemos ver como los niños las empiezan a tan temprana edad sin conocer su riesgo.

Los TCA pueden ocurrir a cualquier edad y afectar a mujeres y hombres y en ocasiones puede coexistir con otras condiciones como trastornos de ansiedad, abuso de sustancias o depresión. Es importante buscar tratamiento para los síntomas y tener las intervenciones de la mano de un equipo conformados por psicólogo, psiquiatra, nutricionista y médico general. ( La intervención va a depender de cada persona).

La recuperación es de muchos altos y bajos, recuperar tu vida, recuperar tu salud y expandir tus experiencias vitales más allá del trastorno.